¿Dibujar o ilustrar?

Esclavitud y libertad

 Cuando se habla de dibujo se habla de copiar algo ya existente lo más exacto posible, es así cuando vemos a un niño que intenta “dibujar=copiar”  lo más exacto posible a su dinosaurio favorito, de la misma manera que cuando usted y yo tratábamos de copiar en la hoja algún muñequito* de nuestra época, sin que nos quedara parecido, al contrario lleno de errores, pero hacíamos el ejercicio de dibujar a como mejor podíamos. Aquí a esta altura del texto confieso correr la novela* que estaba leyendo (y que me servía de apoyo para los codos para escribirles) pues el tema se alargó, y alguno que otro conocido me pidió que le explicara la diferencia entre el dibujar e ilustrar. Si lo recuerda este ejercicio de dibujar empieza como en la preadolescencia, donde ya estamos sometidos a las leyes de la sociedad, donde se valora más la exactitud y se deja de lado la imaginación.

Si usted sigue recordando aún más hacia el pasado, en la infancia usted y yo éramos ilustradores, todos y cada uno de los niños, sin los prejuicios de la adolescencia y la adultez, poníamos en el papel y en la pared si hacía falta mundos imaginarios y fantásticos, sin necesitar estar viendo fotos u objetos, deformándolos a nuestra gana, grandes castillos encantados emergían de la nada, hermosas princesas acompañadas quizás de un poni, y grandes batallas se libraban entre indios, vaqueros y caballeros, así, de la nada, solo hacía falta algo con que rayar y algo donde rayar.

La ilustración es como la escritura, necesita del conocimiento de muchos caracteres (que se aprenden desde la niñez) que en este caso no son alfanuméricos*, sino de una serie de estructuras, formas y texturas que varían según la “escritura”, es decir según la composición o tema de la “escritura”, en otras palabras cuando se ilustra se está escribiendo con imágenes.

Poniéndolo en la acción, si se quiere ilustrar un caballo debemos conocer parte por parte del caballo, como se mueve, cada detalle para posteriormente plantearlo en la hoja con nuestra particular forma de ver el mundo, con ese toque que solo usted le puede otorgar a ese caballo, de alguna manera cuando dibujamos somos esclavos porque la realidad nos restringe, pero cuando ilustramos somos amos y señores de la realidad.

Ahí le dejo la duda y me retiro a seguir con mi novela, eso sí, no me valla a tirar la culpa cuando le dé por rayar la pared de su casa.

 

*Muñequito: palabra que usamos para llamar a las animaciones:  Los caballeros del zodiaco (siempre han sido 13 constelaciones, no 12), Super campeones o Dragon ball. Recuerde que caricatura es cuando dibujan a una persona o cosa con rasgos exagerados.

*El circo máximo.

*alfanuméricos: letras, signos mudos y números.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s