Platillo internacional

Ya me dirá

Alguna vez una conocida en medio de esas platicas cotidianas y pendejas que usted y yo hacemos normalmente me pregunto por material audiovisual, de ese que consumimos ordinariamente día a día, pero no he dicho “ordinario” de burdo, no, dije ordinario de cotidiano, es mejor dejar las cosas claras, de pronto nos enredamos.

La conversación giro dramáticamente hacia otro tema, después le contaré la tragedia griega. Pero la pregunta se me quedo, y ahora le comento de esas cosas que usted y yo vemos en el computador, laptop o televisor, de esas series y películas que nadie le conto en Colombia, pues ya sabrá muy bien que aquí llega poco, y escaso de buen sabor.

Hoy les traigo un banquete con sabor latino:

La entrada: (Sr Ávila) todo en la vida es trata de intercambio, y la muerte no podría ser a excepción, el señor Ávila se encargará de cobrarle un asequible precio por desaparecerle sus problemas. Un bocado con sabor a muerte mexicana.

Se recomienda acompañar con un café (serie)

El plato fuerte: (Joven y alocada) usted ya sabe muy bien porque le pasa lo que le pasa al joven, por idiota, ignorancia en la vida que llaman, pero se ha preguntado ¿por qué el joven decide ignorar los concejos y estrellarse contra la pared? Si le queda algo de esencia joven esta es su historia, claro, si no le molesta el buqué chileno.

Se recomienda acompañar con un Coca Cola (película)

El postre: (El negocio) dicen que la profesión más antiguo del mundo es la prostitución, cosa que  no creo, pero si algo sé es que en esta historia este noble y vetusto negocio es tratado como tal, un paraíso fiscal, el “Océano azul*” del mercadeo con gusto a mujer, o más bien a tres mujeres brasileras.

Se recomienda acompañar con una cerveza (serie)

*Océano azul: en el mercadeo es un área del público en general que no está explorado.

 

Anuncios

Sin pena y sin gloria

Déjalo correr, déjalo correr…

Dicho macedonio.

 

 Sin pena y sin gloria él entraba por la puerta tracera de su casa dejando con pesadez su chaqueta de la empresa de seguridad adjunta con su revolver en el perchero, en la tv se escuchaba  una de las tantas noticias enmarcadas en “la rehabilitación”, si bien no podía ver lo que se mostraba en la televisión si se imaginó inconscientemente  como la presentadora delas noticias entregaba un grupo de “rehabilitados” a la sociedad de manera pomposa, si es que se podría entender sociedad a lo que se estaba tratando de consolidar los últimos años después del día 0, ya lo dirá usted y la historia.

Con algo de ese ahogo cotidiano abrió la nevera en donde de soslayo vio una vez más ¡esa única foto!, en la que él y Katherina  aparecían en la misma foto, de aquella manera tan mecánica y tan enferma, quizás amor, quizás nostalgia o de pronto un sueño a medio cumplir y un éxito algo podrido se podría decir, alejo la foto de si y escudriñó en busca de algo decente, o al menos comestible en medio de lo que debería ser una nevera, pero acepto el desorden, él sabía muy bien que ella no estaba en la condición para estar pendiente de los menesteres del hogar.

―¿cariño como estas? ―se preguntó mientras se tomaba una leche medio agria, ―¿Cómo te fue en el trabajo, Darío todavía está de supervisor de seguridad?

Sabía que ella en su estado de “rehabilitada” no podría responder, estaba enferma, como todos ellos, dejo el vaso y se quitó su camiseta doblándola metódicamente, de esa manera que su madre le enseño a fuerza de pellizcos. ¡Está de moda ser un compañero de “rehabilitados”, atrás quedo el miedo, ya son parte de nuestra vecindad, ya son individuos, son nuestros hermanos! se oía en la TV en vos de algún personaje de jetset al tiempo en que se oían aplausos y música de moda, de esa que escucha la gente cool, un libido lamento se escuchaba desde la sala.

―espera un momento Katherina, no me demoro ―se decía a si mismo buscando someter el silencio insoportable creado por el aparato televisivo.

Con más nostalgia que cariño puso una mesa, el plato y un baso en frente de ella, lentamente Katherina empezó a comer algo de manera torpe, no le importaba que hiciera regueros en la sala, le bastaba con que hubiera dejado sus hábitos alimenticios pasados, se sentía bien, o más bien se sentía medio completo, no podía evitar dejar de ver su blanca piel con algunos moretones verdosos, su suave cabellos castaño y sus lindos ojos negros, no le interesaba mucho que estuvieran algo rojos, seguían siendo lo que eran en el pasado, al menos en su apariencia.

―¿Qué haces ahí sentado? ―sonaba desde la tv con la vos de algún cantante  ―puedes ingresar ya al programa de reinserción de “reabilitados”, te están esperando, verás cómo harán parte como un miembro activo en tu familia, ¡¿Qué esperas? Ven ya, te estamos esperando!

 

Apagó la televisión, recogió los platos con los que comió Katheriana y los dejo en la cocina, recogió su chaqueta del uniforme sin darse cuenta que inconscientemente traía el revólver, se sentó en el sofá y saco su revólver, extrajo cinco balas y puso a girar el tambor, esa vez lo haría bien, se aseguraría que ella esta vez sí muriera con un certero tiro a la cabeza, no quería mentirse más, odiaba verla en ese estado tan lamentable, no pudo evitar recordar como ella había resbalado y rodado por las gradas, quebrándose el cuello tratando de escapar de una de esas “cosas” del día 0, esa vez no fue rápido con su revólver, ahora ella era una cadáver “rehabilitado” con la famosa cura que salvo a la humanidad, o podría ser él, terminar con su lamentable vida. Sería sano para su conciencia, Katherina o él, dejar el pasado atrás con ella debajo de 3mt de tierra, o salir por la puerta trasera de esas asquerosa sociedad de “rehabilitados” y vivos sumergidos en lo que nunca pudo ser.

Segunda parte top 20 de novelas gráficas que a usted nadie le mostró.

Imagen

Pille

Novelas gráficas que quizás le dejen algo más que un rato de entretenimiento y esparcimiento.

11-Polina: de la mano, o más bien del trazo de Bastien Víves, la historia de una famosa bailarina de ballet, muy entrañable y poética.

12-Las águilas de Roma: si a usted le gusto la película “El gladiador” en especial la primera parte, esta es su N.G*, Marini hace de la ambientación una rampla para exponer la naturaleza humana.

13- Scott Pilgrim Vs the world: una narración cargada de notas musicales, guitarras eléctricas y batallas por el amor de una chica canadiense, o eso al menos parece al principio.

14-El papa terrible: si a usted le prende la atención la crueldades del papado del siglo 15 esto es lo suyo, El papa bajado del pedestal por Manara y Jodorowsky.

15-Amistad estrecha: una historia ligera pero con el peso de las relaciones humanas trazada por Bastien Víves.

16-Dublinés: Si a usted le interesa saber que inspiro escribir a James Joyce su obra maestra “Ulises”, una biografía que no parece la misma, creada por Alfonzo Zapico.

17-El último día en Vietnam: la guerra con el mismo nombre, pero no se retrata el plomo y el fuego, no, se refleja el día a día cotidiano del soldado de a pie y sus afanes mundanos. Con la firma de Will Eisner.

18-Neandertal: Roudier nos pone entre las manos un panorama prehistórico, el l prototipos del homo sapiens enfrentándose a agreste vida cotidiana, con la ayuda del que sería su mejor amigo.

19-Verano indio: en la maestría de Hugo Pratt y Manara recae la obra enmarcada en el choque violento entre los colonos británicos y la los aborígenes locales.

20-La virgen del burdel: a puertas de la segunda guerra mundial que nos sirve de telón, el ambiente desinteresado y alicorado de la Paris de los años 30 nos muestra una chica con un asesino a sus espaldas y el burdel por delante. Engendrada por Hubert y Kerascoet.

 

*N.G: novela gráfica.

 

*no mencione a “Kick-ass” porque me imagino que más de uno ya lo conocerá debido a su película.