Torta de Barro

Pie de limón

¿Quién se comería una torta de barro, o una empanada de barro?, se preguntara usted, uno de mis escasos lectores, tortas de barro con gusanitos y otras suerte de cosas. Pues la respuesta es los niños, los únicos capases de ver lo “fabulantastico” en lo ordinario, y quizás ayudados con algo de curiosidad. Pues hace poco parado en el patio de mi abuela donde muchos de mi familia nos criamos, pillaba como mi primo menor se merendaba una opulenta torta de barro, y me decía, cada quien se come lo que quiere <<no soy mal primo, sabrán que todos de pequeños comimos cosas exóticas>>.

Hoy a mis 27 años de edad he hecho muchas cosas, unas con resultados nefastos, otras con un fin decente y otras con un final de cuentos de hadas, he jugado multitud de deportes, entre ellos llegando a un nacional de tiro con arco, pero también he sido perverso con el ping pong, me he defendido en una cancha de futbol, he practicado equitación (una pasión), esgrima cosa que me salía de naturaleza, entre otros. Tengo mala ortografía, intente con el lenguaje maldito (el numérico) sufriendo el en proceso, conocí que sería mi purgatorio con la ingeniería civil, supe que es trabajar como de sol a sol en el campo viendo como son de mal pagos los campesino, aprendí lo duro de la profesión de la construcción.

Estuve en nuestras selvas y paramos colombianos batiéndome con fusil en mano y cargando con la responsabilidad de tener a 40 soldados en mis hombros, me hirieron y gracias a chuchito que no fue de muerte <<no estaría hablando con usted de las pendejadas de la vida>>, estuve un año sin nada que me motivara, y no hay nada más triste que una vida sin pasión, estudie ingles, estudie diseño gráfico como carrera técnica (cosa que ahora estudio como carrera profesional), en otras palabras, he comido lo que se me ha apeteció, aunque siendo sincero, muchas veces las cosas no me han sabido bien.

Y me preguntaba hoy a mis 27 años que soy yo si no la suma de todos mis errores y correcciones, soy como una torta de barro que quiere llegar a ser un “Pie de limón” <<puede que no le guste, pero a mí me encanta>>, pero al final uno solo es lo que se “come” y no otra cosa, y por eso ahora como “limones, galleta, crema de chantillí, pudin, mantequilla, harina y huevos” a ver si de pronto cojo forma y sabor de Pie de limón.

 

 

 

Anuncios